Nota de intenciones de la directora

Perspectiva rural I | Carmen Comadrán

Continue

Presentación del proyecto en TEDXLasPalmas


Hace
algunos años, cuando decidí dirigir mi carrera profesional al documental etnográfico, me di cuenta de que para filmar indígenas no necesitaba irme a ningún otro continente. La sabiduría ancestral y el conocimiento profundo de la naturaleza podía encontrarlos en mi pueblo natal. Desde entonces, he vivido en zonas rurales y he tratado de contribuir a su desarrollo a través de la comunicación.

Con el paso del tiempo, mi concepción del pueblo ha evolucionado. Ahora lo veo como un espacio en transformación, en el que conviven tradición e innovación, y en el que están surgiendo tendencias capaces de dar respuestas a algunos de los interrogantes de nuestra sociedad.

Sin embargo, veo también cómo el medio rural sigue expuesto a decisiones que, en muchas ocasiones, parecen tomarse sin tener en cuenta las repercusiones que tendrán sobre los habitantes de los pueblos y su futuro.

La fragilidad del medio rural me lleva a situarlo a veces, lejos de su sueño: pueblos habitados por personas de todo tipo, dedicadas a actividades económicas diversas, mediante las que garantizar su permanencia.

Durante todos estos años he tratado de reconocerme en los discursos de los medios de comunicación, en sus narrativas, en sus protagonistas, en sus contenidos, buscándome en películas, periódicos, libros, programas de televisión… He podido identificarme en contadas ocasiones.

Como comunicadora y creadora es un tema que me preocupa especialmente, por lo que tiene de significativo y por sus repercusiones. Considero que los procesos que atraviesan las zonas rurales deben ser contados desde dentro, con la mirada limpia de prejuicios, desde el amor y la comprensión: valorando el esfuerzo de personas de carne y hueso que, sin embargo, representan lo cualitativo, la continuidad de un saber de años.

Hemos de incluir nuevas escenas en el imaginario colectivo para que éste se corresponda con la realidad, evitando los estereotipos que condicionan que el medio rural se desarrolle con todo su potencial.